• Selectra

Cambio de titular o alta de suministro cuando se alquila o compra una vivienda

Actualizado: mar 25

Alquilar o comprar una casa nueva implica una serie de pasos que pueden llevar mucho tiempo. A veces pensamos que cuando tenemos una casa nueva, se acaba el papeleo, pero no es así. Cuando llegamos a una nueva casa, debemos al menos realizar trámites relacionados con el agua, la energía y las telecomunicaciones.


En este artículo vamos a hablar de cómo realizar un cambio de titular o un alta de suministro en energía y/o agua.

Electricidad y gas natural

La diferencia entre un cambio de titular o un alta de suministro es si hay o no suministro en la actualidad. Es tan fácil como llegar y encender la luz o el gas. Si no hay suministro, lo más normal es que haya que realizar un alta de gas natural o electricidad. Si, al contrario, hubiera suministro, habría que realizar un cambio de titular.


Alta de suministro

Al principio hemos dicho que, lo más normal es que, si no hay suministro, se tenga que realizar un alta de suministro. Decimos que es lo más normal porque puede dar el caso de que no haya suministro pero sí un contrato activo, lo que sería muestra de que ha habido un corte de suministro por impago y hay una deuda asociada al punto de suministro. Para evitar esto, es importante asegurarse, antes de la compra o el alquiler, de que la vivienda se encuentra libre de cargas.


Para dar de alta la electricidad o el gas natural debemos ponernos en contacto con una comercializadora. En la actualidad, ambos mercados de energía están liberalizados, por lo que podemos elegir la compañía que queramos.


El alta de electricidad y gas natural tiene un coste, que depende del tiempo que haga que se ha dado de baja, de la potencia a contratar (en el caso de la electricidad) y de la Comunidad Autónoma (en el caso del gas natural).


Para poder realizar el alta necesitaremos cierta información:


  • Datos del titular: nombre y apellidos, DNI, teléfono y email

  • Datos bancarios

  • Código CUPS: es como el DNI del punto de suministro.

  • Copia del contrato de alquiler o escritura de la propiedad de la vivienda

  • Tarifa de acceso contratada y potencia a contratar

  • Certificado de instalación de gas natural y certificado de instalación eléctrica

  • Dirección de la vivienda

El alta de suministro suele tardar entre 5 y 7 días hábiles si está todo correcto.


Cambio de titular

Si hay suministro en la vivienda, simplemente habrá que hacer un cambio de titular, algo gratuito si no se modifican las condiciones técnicas del suministro. Lo más normal es que el contrato esté a nombre del anterior inquilino o propietario.


Como hemos dicho en el caso del alta de suministro, podemos elegir la compañía comercializadora que queramos.


Para realizar el cambio de titular necesitaremos ciertos datos:

  • Nombre, apellidos y DNI del actual titular.

  • Nombre, apellidos y DNI del antiguo titular.

  • Código Unificado del Punto de Suministro: es como el DNI del suministro y aparece en la factura.

  • Datos de la tarifa: que también se encuentran en la factura:

  1. Electricidad: Potencia contratada y tarifa de acceso

  2. Gas natural: Tarifa de acceso

  • Cuenta bancaria donde queremos domiciliar los recibos.

El cambio de titular suele tardar entre 15 y 20 días hábiles. Se debe realizar una última lectura del contador, por lo que llegará una última factura a nombre del anterior titular.


Cambio de titular y alta de agua

El caso del agua es un poco especial puesto que el mercado no se encuentra liberalizado, sino que cada zona la controla una única empresa.


El cambio de titular o el alta de suministro se pueden realizar de manera física en las oficinas de la empresa o bien a través de la página web de la compañía.


La información que necesitamos para realizar esta gestión es la siguiente:

  • Impreso de cambio de titularidad: dicho documento lo podemos encontrar en la web de la compañía o en sus oficinas físicas. El documento lo tienen que firmar tanto el actual titular como el que será nuevo titular.

  • Fotocopia de un documento en el que se acredite el derecho al uso de la vivienda del que va a ser el nuevo titular, por ejemplo la escritura, una nota simple del registro, el contrato de alquiler o el último recibo del IBI.

  • Fotocopia del DNI o NIE, de todos los firmantes del impreso

  • Lectura del contador

  • Datos bancarios

49 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo